Pensión de Jubilación de un Autónomo: Aumentar la base de cotización o Contratar un plan de pensiones

Los últimos datos estadísticos llevados a cabo por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos desprenden que la pensión media de los trabajadores por cuenta propia suele ser en torno a 500,00 € inferior a la que puede percibir un trabajador asalariado.

La pensión de jubilación media que percibe un trabajador autónomo se sitúa entorno a los 750,00 € mensuales.

La principal causa que motiva que la pensión de jubilación de los autónomos sea tan baja, en comparación con los trabajadores asalariados, es debido a que cerca del 80% de los trabajadores autónomos cotizan por la base mínima.

En la actualidad, para el cálculo de la pensión de jubilación se toman como referencia los últimos 22 años de vida laboral.

Es cuando el trabajador se acerca al ecuador de su vida laboral cuando se debe plantear dos opciones:

  • Aumentar la base de cotización
  • Contratar un Plan de Pensiones (PPA)

Aumentar la base de cotización

En la actualidad el trabajador autónomo puede modificar su base de cotización hasta en cuatro ocasiones a lo largo del año.

Debemos puntualizar que para poder optar a la base de cotización máxima el trabajador deberá de contar con menos de 47 años a la hora de optar por ella. De lo contrario no podrá decantarse por esta base máxima de cotización.

Desde el punto de visto económico, un autónomo que cotiza por la base mínima le supone el pago de una cuota al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de 283,32 € mensuales. Si decide aumentar su base de cotización hasta las 2.077,80€, le supondría una cuota mensual de 623,34 €.

La diferencia de cuota entre la base mínima (944,40 €) y una base intermedia (2.077,80€) supone un mayor coste para el trabajador autónomo en su cuota de 340 euros al mes, que supone a lo largo del año 4.080,00 euros.

Debes de tener en cuenta que en la actualidad para poder optar al 100% de la pensión de jubilación se deben de tener cotizados 36 años, tomándose para el cálculo de la pensión los últimos 22 años.

De los últimos estudios realizados se desprende que a consecuencia de la situación actual de la economía y del estado del bienestar, los Gobiernos se verán en la necesidad de endurecer las condiciones para el acceso a las pensiones de jubilación.

Contratar un plan de pensiones

Otra forma de poder asegurar tu futura pensión de jubilación es a través de la contratación de un plan de pensiones.

En la actualidad las aportaciones a los planes de pensiones suponen una reducción de la base imponible del IRPF. Aunque para ello debe mantenerse la legislación fiscal actual.

El problema que presentan los planes de pensiones es en el momento del rescate. Sus rentas se consideran rendimientos del trabajo en el IRPF

Enlace añadido por la extensión vLex, lo que provoca un aumento de la base imponible, incrementando el importe a pagar a la hacienda pública.

Como alternativa a los planes de pensiones existen otros productos de ahorro como pueden ser: Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS) o el Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP).

Antes de tomar una decisión tan importante es recomendable asesorarse sobre la mejor opción que conviene en cada caso, ya sea aumentar la base de cotización o la contratación de un producto financiero. Para ello le ofrecemos nuestros profesionales, que le realizarán un estudio a su medida.

Deja un comentario

1
¿Te podemos ayudar?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by